Escaneo de Iris o retina en seguridad biométrica





Como les mencionaba en un post anterior COVID-19 Y LAS TECNOLOGÍAS UTILIZADAS PARA SU PREVENCIÓN , en pleno auge de la pandemia, se esta tratando de migrar entre los sistemas de seguridad biometrica a aquellos sistemas que funcionan sin contacto, precisamente para evitar que grandes grupos de personas tengan contacto físico utilizando el mismo dispositivo para control de acceso o asistencia.


En el entorno de la seguridad electrónica y biométrica, el escaneo de iris y de retina son denominados como tecnologías de identificación ocular, lo que quiere decir que se basan en las características fisiológicas únicas de los ojos para identificar una persona. Si bien es cierto que ambas comparten una parte del ojo para fines de identificación, esas modalidades biométricas son muy diferentes en cuanto a su modo de funcionamiento.



Escaneo de Iris

El escaner biometrico obtiene la información del iris a través de una cámara de alta resolución con una muy baja iluminación infrarroja que captura las imágenes de la estructura del iris, estas imágenes son convertidas en plantillas digitales y se almacenan en una base de datos en el propio lector. Estas plantillas biométricas proporcionan una representación matemática del iris, las cuales coinciden con una identificación positiva e inequívoca de un individuo.

Es importante mencionar que en cada persona el círculo colorido que contornea la pupila presenta patrones únicos e incluso los hermanos gemelos tienen iris de texturas distintas y, por lo tanto, diferenciables. Además, el iris es un órgano interno que se encuentra a buen resguardo de desgastes y daños,algo que no sucede con las huellas dactilares,





Escaneo de retina

El escaneo de retina se realiza dirigiendo un rayo imperceptible de luz infrarroja de baja energía hacia el ojo de la persona cuando esta mira a través de la pieza ocular del escáner, como quien mira por un microscopio. Ese rayo de luz traza una ruta estandarizada sobre la retina. Como los vasos sanguíneos de la retina son más absorbentes de esa luz que el resto del ojo, la cantidad de luz reflejada varía durante el escaneo. El patrón resultante de las variaciones es convertido a código informático y se guarda en una base de datos.




Aunque tanto el escaneo de iris como el de retina son tecnologías biométricas oculares, existen diferencias distintivas que separan claramente ambas modalidades. El reconocimiento de iris emplea una cámara, similar a cualquier cámara digital, para capturar una imagen del iris. El iris es el anillo coloreado en torno a la pupila del ojo y es el único órgano interno visible desde fuera del cuerpo. Esto permite que pueda emplearse un método no intrusivo para capturar una imagen, ya que se puede simplemente tomar una foto del iris desde cierta distancia.

El escaneo de retina, por otra parte, requiere un encuentro muy cercano con un dispositivo de escaneo que envía un rayo de luz hacia lo profundo del ojo para capturar una imagen de la retina. Como la retina está situada en el fondo del ojo, el escaneo de la retina no es ampliamente aceptado debido al proceso intrusivo que se requiere para capturar una imagen.




Comentarios

Entradas populares